George Robert Stibitz

 

George Robert Stibitz nació el 20 de abril de 1904, en York, Pennsylvania. Stibitz en su infancia transcurrió en Dayton, Ohio, donde su padre era profesor en un colegio local. Debido al interés y aptitud para la ciencia y la ingeniería que había expuesto, Stibitz se matriculó en una escuela experimental “Dayton” fundada por Charles Kettering, el inventor del sistema de encendido del automóvil en primer lugar.

Stibitz se matriculó en la Universidad Denison en Granville, Ohio. Después de obtener su licenciatura allí en 1926, pasó a Union College en Schenectady, Nueva York, donde obtuvo su Maestría en 1927. Después de graduarse en la Union College, trabajó como técnico en General Electric en Schenectady. Stibitz recibió su doctorado en la física matemática de Cornell en 1930. Stibitz tuvo su primer trabajo después de la graduación, fue el de un matemático de investigación en los Laboratorios Bell Telephone en Nueva York.

En el otoño de 1937 Stibitz hizo el descubrimiento de la que es ahora el más conocido, el uso de relés para el cálculo automático. Un relé es un dispositivo metálico que puede asumir una de dos posiciones – abierta o cerrada – cuando una corriente eléctrica pasa a través de él. El relé actúa como una especie de puerta que controla el flujo de corriente eléctrica, y era un dispositivo común para regular los circuitos telefónicos.

En noviembre de 1937 Stibitz decidió comprobar si los relés podian ser utilizados para realizar simples funciones matemáticas. Pidió prestado algunos de los dispositivos metálicos de almacén Bell, que se los llevó a casa, y montó un sistema de cálculo simple en su mesa de la cocina. El sistema consistía en los relés, una pila seca, bombillas de linterna, y las tiras de metal de un corte del tabaco. Había un dispositivo en bombilla encendida el cual representaba el dígito binario “1” y una bombilla sin encender, el dígito binario “0”. El dispositivo también fue capaz de utilizar las matemáticas binaria para añadir números decimales. Amigos de Stibitz más tarde dio el nombre de “K-modelo” este nombre porque se construyó en su mesa de la cocina.

Cuando Stibitz mostró por primera vez su equipo de K-modelo para los ejecutivos de la empresa, no quedaron muy impresionados. Casi un año después, los ejecutivos de Bell habían cambiado de opinión acerca de la invención Stibitz. Un factor de decisión importante fue la creciente presión sobre  Bell para encontrar una manera de resolver sus problemas matemáticos cada vez más complejos. La empresa acordó la financiación de un modelo experimental de la gran invención de Stibitz. La construcción de la máquina comenzó en abril de 1939, y el producto final se puso en operación el 8 de enero de 1940.

Llamada Complejo Calculadora Número (CNC), la máquina tenía la capacidad de sumar, restar, multiplicar y dividir números complejos – sólo el tipo de problemas que son particularmente problemáticos para los ingenieros de Bell.

Nueve meses más tarde, Stibitz realizó otro hito en la historia de la informática. En una reunión de la American Mathematical Society en el Dartmouth College, se conectó el nuevo CNC en Nueva York con un sistema telegráfico. Se envían problemas desde Dartmouth de la CNC a Nueva York, que resuelve los problemas y se envían las respuestas de nuevo a Dartmouth por medio del telégrafo. Este tipo de transmisión de datos se ha convertido en algo común en una sociedad moderna de los módems y faxes.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los laboratorios Bell permitieron a Stibitz a unirse al Consejo Nacional de Investigacion de Defensa. Stibitz convencido aún más de la necesidad de hardware mejorado, pasó la mayor parte de la guerra trabajando en versiones mejoradas de la CNC, también conocido como el MODEL1. El modelo de dos computadoras, por ejemplo, utiliza las cintas perforadas para almacenar programas que dan las instrucciones de equipo, de esta manera el equipo podía hacer los cálculos complejos muchas veces en diferentes conjuntos de números. Esto resultó ser útil para calcular las trayectorias de las armas.

Al final de la Segunda Guerra Mundial, Stibitz trasladó con su familia a Vermont, donde se convirtió en consultor en matemáticas aplicadas. Después de dos décadas, a Stibitz le ofrecieron un trabajo en el Centro Médico Dartmouth School, donde se le pidió que mostrara cómo los ordenadores se pueden utilizar para hacer frente a problemas biomédicos. Él aceptó y fue nombrado profesor de fisiología, y con esa capacidad que investigó el movimiento de oxígeno en los pulmones y  el ritmo al que las drogas y los nutrientes están repartidos por todo el cuerpo. En 1972 se retiró de su cargo y fue nombrado profesor emérito, sin embargo, él siguió contribuyendo a su conocimiento para el departamento.

Murió en su Hanover, New Hampshire, en 1995, tenía 90 años.

RESUMEN DE LA BIOGRAFIA

En febrero de 1983, cuarenta y cinco años después de haberse desarrollado “el mundo de la computadora binaria”, el Dr. George Stibitz fue reconocido por sus amigos e invitados a unirse al grupo llamado “Nacional de Inventores del Salón de la Fama”.

En el momento de su incorporación, su trabajo fue duro ya que se dedico a trabajar en cuatro grandes proyectos diferentes en la escuela de medicina de Dartmouth en Hanover, New Hampshire.

“Dr. Stibitz construyó su máquina para resolver un problema de mano de obra en los laboratorios Bell. “

En 1937 la compañía telefónica había comenzado a depender de los números complejos en las ecuaciones que calculan las características de los filtros y líneas de transmisión. Por eso, treinta personas trabajaban a tiempo completo en la tarea imposible de realizar todos estos cálculos en las calculadoras “llamadas grandes”, que eran las únicas herramientas disponibles que tenían para trabajar con “i”, “la raíz cuadrada de menos uno”.

Buscando una manera más eficiente para hacer el trabajo, Stibitz experimentado en el país tenía consigo mismo el concepto de la construcción de una calculadora que automáticamente resolviera problemas complejos con cálculos aritméticos binarios. Las partes más importantes disponibles fueron los relés electromecánicos anticuado teléfono: ya que podían representar 0 y 1 (cerrado o abierto), los enlaces eran ideales para la realización de cálculos binarios. Stibitz convencido de que su concepto podía funcionar, convenció a su jefe para construir un modelo de trabajo a gran escala.

En 1939 el Modelo Uno”, se puso en funcionamiento, acortando a dos terceras partes del tiempo estimado para la resolución de las ecuaciones. Esta máquina, se componía de dos grandes bancos de los relés de teléfono, cada banco mide dos metros de altura y cinco metros de ancho. Estos dos bancos se integraron para la solución final. Esta máquina, finalmente sólo poseía 32 bytes de memoria (1/32K), y costó $20.000 para construir.

Bell, empezó a construir versiones de esta máquina más grandes y mejores basadas en relés. Esta tecnología estaba basada en relés que eran más fiables que los tubos de vacío de soplado, tales como ENIAC, pero los enlaces fueron superador en el cálculo de la velocidad , cerca de 500 a 1. Todos los ordenadores de hoy, pueden encontrar restos del talento de Stibitz y su imaginación. Su equipo binario, EE.UU. N º Patente 2668661 expedida en 1939, ahora toma su lugar junto a otros grandes.

BIBLIOGRAFIA

http://www.madehow.com/inventorbios/34/George-R-Stibitz.html

http://www.atariarchives.org/deli/computer_eccentrics.php

http://inventors.about.com/library/inventors/blstibitz.htm

http://www.invent.org/hall_of_fame/140.html

http://www.bookrags.com/biography/george-r-stibitz-wcs/

Mi trabajo de George_Robert_Stibitz en PDF


Publicado en Biografía Etiquetado con: ,