Fotografía digital: La mejora de lo tradicional

Esta es la primera foto tomada en España

La Informática es la ciencia aplicada que abarca el estudio y aplicación del tratamiento automático de la información, pero como todos sabemos la información abarca todos los campos que conocemos.

Desde que la informática existe hemos avanzado a pasos agigantados y cada vez son mas grandes, por ejemplo nos sería imposible conocer como ciertas proteínas se pliegan, nos sería imposible captar todos los sonidos y emisiones de radio que nos llegan desde el espacio, gestionar un centro enorme como puede ser un hospital con todos los servicios que ofrece y la calidad de los mismos, la gestión de un banco, una empresa o un aeropuerto. La eficiencia que se consigue en este tipo de servicio, o se debería alcanzar sería imposible sin el uso de máquinas que procesaran gran cantidad de datos en muy poco tiempo, y a su vez, estas maquinas no podrían hacerlo si no existiese un programa corriendo sobre esta.

Son tantos campos en los que esta incrustada la informática que hoy en día sería imposible imaginar que podríamos seguir avanzando a este ritmo sin ella.

En mi caso voy a centrarme en intentar explicar cómo gracias a la informática surgen nuevas ciencias, técnicas, y nuevas formas de trabajar en ciertos campos, pero voy a centrarme en la fotografía.

PEQUEÑA REVISION, FOTOGRAFÍA DE “ANTES”

Lo que hoy conocemos como cámaras digitales no existía. Antes de llegar la era del megapíxel los fotógrafos disparaban con sus maquinas analógicas y grababan los momentos que capturaban sobre una película que después debían revelar. Este hecho, esta forma de trabajar dictaba las normas de la fotografía.

El mérito de la primera fotografía se lo debemos a Joseph Nicéphore Nièpce. (1765-1833). Las primeras imágenes positivas directas las logró utilizando placas de peltre (aleación de zinc, estaño y plomo) cubriéndolas de betún de Judea y fijadas con aceite de lavanda. Nicéphore utilizó una cámara oscura modificada e impresionó en 1827 con la vista del patio de su casa plasmando la primera fotografía permanente de la Historia. A este procedimiento le llamó heliografía. Nicéphore, no consiguió un método para invertir las imágenes, y prefirió comenzar a investigar un sistema con que obtener positivos directos. También tropezó con el problema de las larguísimas exposiciones, con lo que solamente podría fotografiar elementos estáticos tales como paisajes, además de tener que ahcerlo con el uso de lo que hoy conocemos como trípode. Pero vamos a pasar directamente a 1884, saltándonos los tecnicismos sobre el material usado para captar las imágenes desde la primera foto de Joseph Nicéphore Nièpce, ya que realmente no cambio mucho la técnica, que es de lo que queremos hablar, sino el material de la película. En esta fecha el americano George Eastman sacó al mercado el primer carrete fotográfico de 24 exposiciones, para mas tarde revolucionar el mercado de la fotografía con otro aparato extraordinario de pequeñas dimensiones (18cm de largo) que estaba provisto de un cargador de 100 exposiciones. Dotado de un foco fijo y una velocidad de obturación de 1/25 segundos. Después de realizar el último disparo, se enviaba a la casa, que revelaba las 100 fotos y recargaba de nuevo la máquina con otro carrete.

Costaba alrededor de 25 dólares y se publicó con el eslogan «Usted apriete el botón, nosotros haremos el resto». Este nuevo invento recibió un nombre que se haría famoso en la historia de la fotografía: Kodak.

Eastman incluyó en 1891 la primera película intercambiable a la luz de día, al igual que los carretes que tenemos hoy en día. De la película sobre papel se pasó en 1889 a la película celuloide, sistema que seguimos empleando hoy por hoy.

FOTOGRAFÍA DIGITAL, REVOLUCION DE LA TECNICA.

Cuando disparas sobre una película de haluros de plata, la forma en que lo haces es muy diferente a la que usas cuando disparas con una cámara réflex digital de las de hoy. La principal diferencia que encontramos entre la antigua y la que conocemos en la actualidad como réflex digital es el coste de las fotos. Me refiero tanto al coste económico como al temporal.

Hoy en día sería impensable salir con una cámara y un carrete de 35 fotografías una noche y empezar a hacerse “auto-fotos” con los amigos, para después subirlas a nuestra red social, suena a mal chiste, pero es este mal chiste el que nos hace ver que ha cambiando en la fotografía. Lo que todos vemos enseguida es que si solo puedo disparar 35 fotos a lo sumo, algunas saldrán “borrosas”, en otras no saltará el flash y en alguna que otra pondré el dedo delante del objetivo lo que nos deja con muy pocas fotos. Todo esto hablando de fallos tontos, ya que como aficionado a la fotografía debería de tener en cuenta el encuadre, composición de la foto, iluminación, en el caso de fotografiar personas o hacer retratos que estos aparezcan naturales y no forzados y un larguísimo etcétera.

Lo que la informatización de la fotografía ha cambiado es esto precisamente, lo ha mejorado, ya que una cámara digital parte de una base algo distinta a un analógica con respecto a lo que capturar la imagen se refiere y como todo tiene pros y contras que analizaremos en el siguiente punto. Pienso que los fotógrafos de la “antigua escuela” tienen y tendrán siempre un ojo mas crítico y acertado a la hora de elegir qué fotografiar y sobre todo, cuándo hacerlo. Donde mas se nota esto es en los fotógrafos callejeros, que captan el instante sin preparar la escena. La revolución de la técnica con la fotografía digital es básicamente el ensayo y error, haces una foto y al instante puedes ver si te gusta la foto, cosa que con el revelado de las fotos se pierde, simplemente si hemos herrado en la toma, la borramos y hacemos otra, el coste económico es el mismo.

Cambiamos el costoso carrete de fotos por las tarjetas de memoria u otros medios digitales, baratas y capaces de almacenar cientos y cientos de fotos, baratos y fácilmente reemplazables. Ademas de cambiar el ojo de nuestra cámara, que avanza a pasos agigantados, los ‘sensores’ de las cámaras analógicas no eran mas que la película que usásemos, el carrete, al contrario de las cámaras digitales que ya cuentan con sensores de todos los tipos (cmos, exmor, retroiluminados, semitransparentes…) además de contar con ciertos algoritmos para mejorar la imagen tomada en tiempo real. Otra de las mejoras que la informática ha introducido en la fotografía digital, es la cantidad de sensores con los que las cámaras cuentan, sensores para la iluminación para ajustar así la sensibilidad del sensor, la apertura del diafragma y otros parámetros mas específicos de cada cámara como la preferencia a la apertura, un pequeño programa que permite saber a la cámara donde están los focos de luz para hacer mediciones de la misma mas precisas además de permitir el enfoque automático, software capaz de reconocer rostros y enfocar a los mismos automáticamente y muchos otros sensores y mejoras de software que en la fotografía analógica tenemos que conseguir a mano.

En definitiva la técnica a usar en la fotografía digital es casi la misma que la analógica tanto dentro del ámbito profesional como aficionado, ya que aunque diferentes, las cámaras al fin y al cabo capturan lo que nosotros indiquemos, pero con la fotografía digital perdemos el miedo a equivocarnos con la toma, además de tener algunas ventaja ya nombradas, lo que hace que en vez de disparar 4 o 5 fotos al sujeto en el caso de estar haciendo retratos, podamos disparar decenas de fotos en ráfaga y quedarnos después con la mejor expresión de la persona, cosa difícil de captar en fotografía analógica.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Comenzando por las ventajas de la fotografía digital, ya algunas nombradas y evidentes, también tenemos la de la postproducción, tenemos la posibilidad de retocarla con ciertas técnicas una vez tomada la instantánea, podemos corregir la exposición, recortarla en pocos segundos para corregir el encuadre si nos hemos equivocado, aplicar novedosos efectos y filtros digitalmente, y todo con un coste muy reducido usando la informática, o en su defecto algún software de edición fotográfica como el conocidísimos photoshop o su alternativa gratuita GIMP, además de muchos otros. Es un proceso que en un laboratorio fotográfico sería muy costoso y caro con elementos químicos, grandes zonas de trabajo y elevados tiempos sin poder pre visualizar los resultados, además de todo esto, cabe decir que tampoco se podrían llevar a cabo algunas técnicas como la mas conocida hoy en día, el HDR (High Dynamic Range) por nombrar alguna.

También existen desventajas, y ciertos aspectos donde la fotografía de toda la vida sale airosa y destaca sobre la digital, ya que por ejemplo un film de 35mm tiene una densidad de 320 pixeles por milímetro, lo que equivaldría a 87 Megapíxeles. Cabe decir que el coste de las cámaras DSLR es astronómico comparado a una cámara analógica, aunque mi opinión es que para un aficionado a la fotografía que necesita de herramientas de postproducción  esta aprendiendo, no es un coste demasiado grande si tenemos en cuenta lo que ahorramos si pensamos en hacer lo mismo con la fotografía analógica. Una desventaja de las cámaras Réflex digitales DSLR (Digital Single Lens Reflex) es que son más delicadas que las Réflex análogas ya que el sensor que digitaliza la imagen es muy frágil y puede rayarse o deteriorarse con facilidad, además suele ensuciarse con frecuencia durante el cambio de lentes. Las cámaras digitales crean mucho ruido en las tomas de largas exposiciones, incluso con los sistemas de reducción del mismo.

CONCLUSIONES

La informática ha revolucionado el mundo de la fotografía (no cabe demostrar en imágenes cómo, todos tenemos cámaras digitales y si comparamos con la foto de la portada de esta entrada se hace evidente que la fotografía, es mas sencilla que antes), ha conseguido generar nuevos aficionados y nuevas técnicas, además de cumplir con su función, que es la de facilitar las tareas a partir de programas y algoritmos, abaratar costes y en definitiva, hacer que las cosas sean mas fáciles.

Etiquetado con: